Cómo cambia la piel durante el embarazo

El embarazo es un estado fisiológico en el que se producen cambios en el cuerpo de la mujer y en la piel.

Hay una tendencia a la aparición de estrías, está determinado por la aparición por la predisposición genética y por un factor hormonal. No existe un tratamiento que las quite de forma definitiva, con lo cual lo más importante es la prevención, para ello os aconsejo utilizar cremas anti estrías, que deben de aplicarse por la mañana y por la noche, con sustancias que ayuden a regenerar las fibras de colágeno y las fibras elásticas.

embarazoA partir del sexto mes de embarazo, se aconseja fortalecer los pezones y las areolas, sobre todo cara a la lactancia, para ello deberían de aplicarse cremas hidratantes e incluso se aconseja utilizar cremas protectoras del área del pañal.

Durante el embarazo se produce una alteración en la pigmentación, de hecho se pigmenta lo que es la areola; lo que es el pezón; aparece la línea negra, que es una línea oscura que se desarrolla entre el vello púbico y el ombligo. Así mismo aparece el cloasma, que es esa pigmentación difusa que se localiza en mejillas, en frente y hay una mayor tendencia a que aparezcan un número mayor de lunares.

Por todo ello lo que aconsejamos a las mujeres embarazadas, es que se protejan bien del sol, aunque todas estas pigmentaciones después de dar a luz, a los seis meses o al año desaparecen, sí que es verdad que el cloasma, las manchas que quedan en la cara, estas pueden persistir durante más tiempo.

Por otro lado durante el embarazo, se produce, hace que el pelo caiga menos e incluso tenga más brillo, lo que suele ocurrir es que a los pocos mese de dar a luz, se produce una pérdida importante de cabello, esto es secundario por un lado al estrés que supone el parto y por otro lado a la perdida del hierro que acompaña al sangrado.

Para favorecer la recuperación rápida del cabello es aconsejable, el tomar complejos vitamínicos y aplicar preparados tópicos que contengan minoxidil, además a partir de la semana veinte de embarazo, se produce un aumento de vello corporal y de vello facial, este vello a los pocos meses de dar a luz, sobre todo el que es fino cae sin problema.

Fuente: Doctora Pilar Gil, Especialista del departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Type to Search

See all results

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies