El sol y nuestra piel

sol

El sol tiene efectos tanto beneficiosos como perjudiciales  sobre nuestra piel. Éstos se pueden ver a corto y a largo plazo.

Dentro de los efectos beneficiosos del sol, es que favorece la síntesis de vitamina D; tiene un efecto antidepresivo, ya que nos proporciona una sensación de bienestar; además da un aspecto saludable a nuestra piel; por otro lado, favorece la curación o la mejoría de determinadas enfermedades, como por ejemplo la soriasis.

Dentro de los efectos negativos que tiene el sol, se pueden ver  tanto a corto como a largo plazo.

Los efectos a corto plazo son las quemaduras solares, la reactivación de virus como el herpes labial o las calenturas.

Dentro de los efectos a largo plazo, está el fotoenvejecimiento o dermatobiosis, que es la producción de una piel seca, manchada, con arrugas profundas.

Además el sol a largo plazo favorece el desarrollo de cáncer cutáneo. Y otro de los problemas que ocasiona, es que puede empeorar determinadas enfermedades como el lupus o la dermatomiositis.

Fuente: Doctora Pilar Gil, Especialista del Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Type to Search

See all results

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies