Ensayo clínico con células madre para tratamiento de diabetes tipo 1

Entre una y dos personas de cada diez mil padecen diabetes mellitus tipo 1, una enfermedad de origen autoinmune caracterizada por la destrucción de las células del páncreas, que generan insulina.

Esta enfermedad cuya incidencia va en aumento, se manifiesta en edades tempranas y no ofrece síntomas hasta años más tarde. Por eso un ensayo clínico liderado por la Clínica Universidad de Navarra, buscará comprobar la eficacia de la administración de células madre adultas del propio paciente, para detener la progresión de la enfermedad.

De momento los resultados obtenidos en estudio preclínico, realizado en ratones, son alentadores.

Diabetes tipo 1Hemos comprobado que en el cuarenta por ciento de los ratones tratados con una dosis única de células mesenquimales, la enfermedad se detenía y en los casos en los que repetíamos la dosis de células mesenquimales de otros ratones, heterólogas, aumentábamos hasta un cincuenta por ciento la efectividad.

Para poder comprobar si estos resultados se pueden trasladar a humanos, un equipo de investigadores de la Clínica Universidad de Navarra, en el que participan especialistas de otros siete centros hospitalarios Españoles, han iniciado este ensayo clínico con células madre adultas obtenidas de la médula ósea del propio paciente, para tratar esta enfermedad en sus fases más incipientes.

Lo novedoso de nuestro ensayo, es el tratamiento de este tipo de diabetes con células madre adultas. Con este tipo de tratamiento lo que pretendemos es detener el ataque autoinmune característico de la enfermedad, lo que supondría dar un importante paso en la búsqueda de nuevos tratamientos, tratamientos curativos de este proceso, que no olvidemos que es la principal causa de insuficiencia renal terminal y de ceguera, en los países desarrollados, así como una importante causa de gasto sanitario.

El tratamiento convencional y actual de la diabetes tipo 1 es el tratamiento con insulina y aunque los últimos años hemos asistido a importantes novedades con el desarrollo de nuevas insulinas, sigue suponiendo la dependencia diaria de múltiples inyecciones, con la intervención constante por parte del paciente, lo que supone además la necesidad de una avanzada educación diabetológica.

El tratamiento aplicado durante el ensayo consistirá en la extracción de células de la médula ósea del propio paciente, para obtener células madre adultas mesenquimales, que se cultivarán en el laboratorio GMP de Terapia Celular de la Clínica Universidad de Navarra.

Con ellas se elaborará una preparación que se administrará por vía intravenosa inicialmente en una única dosis, con el objetivo de que el sistema inmune deje de atacar a las células fabricantes de insulina.

Después, cada tres meses se realizará un análisis de sangre para poder analizar la respuesta que se obtiene en cada individuo.  Además se llevarán a cabo unos test de estímulo para los que se administrará por vía oral un preparado nutricional y se irán extrayendo muestras en cada Hospital de procedencia, unas muestras que la Clínica Universidad de Navarra procesará y analizará.

Fuente: Doctor Miguel Barajas, Área de terapia Celular y Doctor Francisco Javier Escalada, Especialista en Endocrinología, ambos de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Type to Search

See all results

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies