Gestionando nuestras emociones ante una ruptura

Que mal lo pasamos ante una ruptura sentimental… Y no es para menos, ya que cada uno de los miembros de la pareja ha invertido mucho en la parte emocional, social, económica,… De repente, todas las ilusiones, proyectos en común, hábitos, pequeñas costumbres que gobiernan tu vida, desaparecen…

rupturaY todo esto duele, pero hay una diferencia entre el dolor que caracteriza a toda ruptura y el sufrimiento “sobrehumano” y devastador… En este sentimiento no intervienen las acciones que la otra persona hizo o dejó de hacer. Más bien estamos ante una cuestión de solidez de las propias bases del amor, es decir, cómo, cada uno de los miembros, ha sentido los cimientos de ese sentimiento, de esa relación. Hablamos de autovaloración, de autocuidado y compasión hacia uno mismo…

Vivimos con la creencia de que estamos enamorados. Sentimos esas “mariposas” cada vez que compartimos tiempo con esa persona tan especial para nosotros, disfrutamos de su compañía y sentimos que la química es especial, sincera… Pero poco a poco empezamos a dejar de lado nuestras propias necesidades y deseos, dejamos de lado nuestros intereses en beneficio de los de la otra parte… también puede suceder que tratemos de controlar al máximo al otro para que se someta a nuestras inquietudes… Y aunque estas dos conductas te parezcan opuestas, la motivación que las mueve es la misma: buscar que la otra persona llene un vacío de afecto que nosotros mismos no nos damos…

Pues bien, tanto la conducta de controlar, como la de ser controlado tan solo puede funcionar y ser viable durante un tiempo, meses o incluso años…. Pero, un inesperado día, la esencia, esa parte inherente al ser humano, tan sana y autentica, lucha por salir a la superficie…. Y es entonces cuando la relación se enfría, de deteriora, se hace girones… Y ocurre lo inevitable… Nuestro universo de pareja desaparece…

relacion toxicaCuando conectamos tanto con otra persona y esto desaparece nos sentimos vulnerables, inseguros, casi dependientes,… Surgen deseos de venganza, odio, resentimiento, pena, nostalgia,… Pero este momento de “sufrimiento” es nuestra gran oportunidad para sanar todas esas heridas y evolucionar en el fluir de nuestra existencia. Es necesario pasar este mal rato para poder crecer personalmente y ten en cuenta que si nada es eterno, si parece que nada es para siempre, lo que ahora estás sintiendo tampoco lo es…

A la hora de enfrentarnos a una ruptura sentimental tenemos dos opciones:

-. Ignorar. Evitar sentir nuestro dolor, evitar el enfrentamiento ante las heridas que tanto escuecen manteniéndonos ocupados para no dejarnos sentir: culpando al otro, sintiendo rabia, trabajando en exceso, “refugiándonos” en el abuso de sustancias,…Pero ¿sabes cuál será el resultado? Esas heridas seguirán ahí, esperando y te volverán a sorprender cuando menos te lo esperes… Y estas heridas no sanadas, enquistadas serán garantía de fracaso en la siguiente relación…

-. Atender. Sí, por muy doloroso y amargo que te parezca… Es necesario poder sentir todas esas emociones negativas. Debemos aceptarlas para poder gestionarlas y comprendernos mejor… De esta forma estamos cuidando nuestras heridas emocionales. Permítete sentir ese dolor, el resultado será increíble: te aceptas incondicionalmente, no dependes emocionalmente de los demás y seguramente tu próxima relación será mucho más equilibrada y feliz…

En el momento en el que dejes de buscar explicaciones a esa ruptura y te centres en escucharte y atenderte, empezará tu éxito personal…Así empezaremos nuestro camino de liberación del duelo, te centrarás en realizar actividades que te gratifiquen y pensarás en ti…

Probablemente el dolor que genera esa ruptura convivirá contigo durante un tiempo, pero no será eterno y poco a poco serás testigo de tu crecimiento…

Según cómo trates a tus afectos, recibirás de ellos todo su cariño y según cómo mires tu vida, serás feliz…

Helena Gorostidi ZambranaHelena Gorostidi Zambrana. Psicóloga Colegiada Nº-01236.

C/ Monasterio de Iharte, 2. Pamplona.

Móvil: +34 687 649 318.

Te invito a visitar mi Blog: Dpsicologia.com

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Type to Search

See all results

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies