La diabetes gestacional

El cuatro por ciento de las mujeres embarazadas sufre diabetes gestacional

Se produce porque las hormonas del embarazo en algunos casos bloquean el trabajo que realiza la  insulina y los niveles de glucosa en sangre se elevan.

Es importante diagnosticar esta enfermedad, porque puede tener repercusiones para el feto. Para ello a todas las pacientes durante el embarazo se les realiza una prueba de cribado, para valorar si son susceptibles o no de tener esta enfermedad.

embarazoSe llama test de O’sullivan, consiste en que la paciente ingiera una solución con cincuenta gramos de glucosa y se mide la glucosa de la paciente antes de tomarla y una hora después de haberla tomado.

Si este test estuviera alterado, es decir, el resultado fuera mayor de ciento cuarenta, remitiremos a la paciente a realizar una sobrecarga oral de glucosa. Que consiste en tomar una dosis, en este caso, de cien gramos de glucosa y medir la glucemia antes de tomarla y a la hora, a las dos horas, y a las tres horas.  

Si al menos dos de los cuatro valores de esta última prueba están alterados, se considera diabetes gestacional. La dieta y el ejercicio físico son los mejores aliados para controlar estos niveles de glucosa.

La dieta tiene que limitar los alimentos con mucha carga glucémica, es decir la bollería industrial y los azúcares de absorción rápida, e intentarán

Separar o dividir la dieta en al menos cinco o seis comidas al día. Así mismo recomendamos hacer ejercicio físico suave, por ejemplo un paseo que dure una hora diaria.

Sabemos que simplemente con estas medidas la mayoría de las pacientes se pueden controlar.

En los casos en los que estas medidas no son suficientes para controlar las

embarazo2Glucemias de la paciente, necesitará administración de insulina y en función de la gravedad de cada paciente pondremos la pauta adecuada para ella.

Es importante ir controlando la evolución del feto, porque es relativamente frecuente que estos bebés puedan ser macrosomas, pueden ser más grandes de lo habitual. En este caso tendremos que regular mejor las dosis de alimentación, ejercicio e insulina de las pacientes para conseguir que el bebé nazca con salud.

Una vez que nace el bebé, la diabetes de la madre desaparece en la mayoría de los casos. Sin embargo se vuelve a manifestar en el siguiente embarazo en el setenta y cinco por ciento de las mujeres y es un factor de riesgo para desarrollar diabetes más adelante.

Fuente: Doctora Begoña Olartecoechea, Especialista de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universidad de Navarra.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

1 comment

  1. Pingback: La diabetes gestacional

Type to Search

See all results

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies