La fatiga crónica en adolescentes

La fatiga crónica en un cuadro bastante más importante que el simple cansancio que tienen hasta el 40 por ciento de los adolescentes. La razón más común de que los adolescentes estén cansados y tengan sueño durante el día, es la falta crónica de sueño, cada vez se acuestan más tarde y les cuesta más trabajo levantarse para ir al colegio.

adolescenteEsto viene favorecido por lo que es la maduración normal de los ciclos de sueño, que se llama el retardo de fase. Los adolescentes se van acostando cada vez más tarde y como se tienen que levantar temprano para ir al colegio, tienen un déficit de horas de sueño crónico, intentan compensarlo durante el fin de semana, pero no siempre lo consiguen y no es totalmente eficaz.

El cuadro de la fatiga crónica, es un cuadro bastante más severo. Se caracteriza por un cansancio incapacitante, que no está desencadenado por el ejercicio y que puede durar hasta más de seis meses en ser diagnosticado.

En pediatría, el consenso es que no podemos tardar tanto tiempo en diagnosticar este cuadro, que hay que hacerlo en tan solo dos o tres meses. Muchos de estos pacientes han tenido un peregrinar de pruebas diagnósticas, consultas en distintos especialistas, distintos centros hospitalarios hasta que consiguen llegar al diagnóstico.

Se caracteriza, además de ese cansancio incapacitante, que limita la actividad de la persona, de una forma clara con respecto a su actividad anterior a otra serie de síntomas, como es:

  • El dolor de cabeza (no justificado)
  • Mareos
  • Sincopes
  • Inestabilidad térmica
  • Cuadros de anginas y amigdalitis
  • Adenopatías
  • Cuadros febriles recurrentes
  • Falta de sueño reparador

Desgraciadamente, no tenemos pruebas especificas para su diagnóstico, tan solo el cuadro clínico, lo que nos cuentan los padres y los pacientes. Muchos de nuestros pacientes han pasado meses sin poder ir al colegio, limitando muchísimo su actividad.

Tampoco tenemos un tratamiento específico, tratamos un poco los síntomas, los mareos, los síncopes con medicación para ello, la alteración del sueño con melatonina e intentamos que hagan ejercicio hasta el límite de la tolerancia, sin pasarse de su límite de capacidad, puesto que si no lo van a pasar muchísimo peor y van a tardar días incluso, en poderse recuperar. Y también la labor de psicoterapia y educativa, va a hacer que los pacientes comprendan las limitaciones y comprendan que por lo menos en la adolescencia el pronóstico de esta difícil y difusa enfermedad, es bueno y se suelen recuperar en la inmensa mayoría de los adolescentes.

Fuente: Doctor José Casas Rivero, Especialista en Pediatría y Medicina de la adolescencia

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

1 comment

  1. Pingback: La fatiga crónica en adolescentes | Quiero Salud

Type to Search

See all results

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies