La menopausia: cómo afecta a la piel

menopausia

Todos los cambios hormonales que se producen durante la menopausia, tienen repercusión sobre la piel.

La disminución de progesterona y estrógenos, asociados a una disminución de la actividad ovárica y a un aumento relativo de los andrógenos, explica que las mujeres al llegar a la menopausia, tengan tendencia a la alopecia y a la hipertricosis.

Durante la menopausia, se produce una disminución de la sudoración, hay una disminución en la producción de sebo, hay un aumento de la permeabilidad y de la reactividad vascular y hay una sequedad tanto de piel como mucosas.

Además en las mujeres menopáusicas hay una fácil tendencia a la pigmentación.

Todos estos cambios que ocurren en la menopausia, nos lleva a realizar unos cuidados específicos, que básicamente son los mismos que hacemos para prevenir y tratar el envejecimiento de la piel.

Las mujeres menopáusicas deben hidratar su piel, aplicando productos especiales y bebiendo abundante agua. Además es aconsejable que realicen un ejercicio físico suave; que duerman ocho horas; que sigan una dieta equilibrada, con frutas, verduras y en casos necesarios, que complementen con complejos vitamínicos, que contengan sustancias antioxidantes, como la vitamina C, la vitamina E o que contengan ácidos grasos poliinsaturados.

Además deben realizar una correcta fotoprotección.

Fuente: Doctora Pilar Gil, Especialista del Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja un comentario

*

Type to Search

See all results