Los efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia es uno de los tratamientos más habituales contra el cáncer.

En los últimos años se han incorporado nuevos tratamientos al tratamiento del cáncer, tanto en situación avanzada como en situación inicial, que necesita un tratamiento complementario. Y ello ha llevado un gran esfuerzo de investigación, pero al mismo tiempo es una gran noticia para los pacientes que tienen esta enfermedad.

Todos los pacientes piensan:

  • ¿Con la quimioterapia tienes que vomitar mucho?
  • ¿A todos se les cae el pelo?

No con todas las quimioterapias cae el pelo.

quimioterapia

 

Otra cosa muy importante para los pacientes es el tema de los vómitos y eso dependerá del tipo de tratamiento que cada paciente reciba.

Las quimioterapias, no todas son igualmente agresivas para provocar vómitos.

Verdaderamente estos tratamientos no están exentos de presentar efectos secundarios.

El primer mensaje es intentar desdramatizar estos hipotéticos efectos secundarios, porque, por fortuna en la actualidad, tenemos distintos recursos para  minimizar su impacto.

Los efectos secundarios de la quimioterapia, normalmente no aparecen el primer día del tratamiento de la quimioterapia, muchas veces aparecen al segundo o tercer día.

Es normal tener:

  • Pérdida de apetito
  • Cansancio

Cuando el paciente busca información al respecto, normalmente se encuentra con informaciones contradictorias:

El que te dice que reduzcas la cantidad de proteína o que no comas proteína.

El que te dice que te tienes que volver vegetariano.

Pacientes que hacen dietas macrobióticas

Las nauseas y los vómitos son un efecto secundario que no se presenta en todos los quimioterápicos, ni con todos los fármacos que se utilizan.

Pero hay algunos que con mayor facilidad lo producen en comparación con otros.

Lo ideal es:

  • No comer comidas copiosas
  • No comer picantes
  • No ponerse mucha comida
  • Fraccionar las tomas

Otro efecto importante que puede producir la quimioterapia, especialmente es el riesgo de bajada de las defensas.

Si hiciéramos análisis cada día, veríamos cómo poco a poco las defensas van bajando día a día y hay un momento en el cual existe un riesgo importante de tener una infección.

Cuando hay un proceso oncológico, dejar de comer proteínas es una falacia porque la proteína justamente, juega  un papel en el tema de la inmunidad. Con lo cual, si usted deja de comer proteínas, va a tener problemas de pérdida de masa muscular y además, pérdida también de la inmunidad.

Durante el proceso es recomendable sustituir los lácteos por productos bajos en lactosa, como sería un queso parmesano en pequeña cantidad o quizás también puede sustituirlos  por preparados lácteos, que no sería la soja lo más recomendable pero sí la leche de avena enriquecida con calcio o una leche de arroz.

Otro problema que nos podemos encontrar, es que tengamos ulceras en la boca, llamadas mucositis, provocadas por muchos tratamientos. Una manera de prevenirlas  es enjuagarse la boca después de cada comida con un poquito de bicarbonato. Durante todo el tratamiento, es recomendable hacerlo  cada día por norma. Aparte de lavarse los dientes con la pasta que cada uno utilice.

En caso de estreñimiento  hay que beber mucho líquido y dentro de lo posible hacer ejercicio, como por ejemplo, caminar.

Además, a  muchos pacientes al tomar la medicación para no vomitar, les produce estreñimiento. Por lo tanto, se puede acompañar con algún tipo de laxante o incluso alguna lavativa si es preciso.

En caso de diarreas, hay que evitar tomar alimentos calientes, muchas verduras y frutas que provocan más diarrea, y tomar una dieta astringente.

Siempre se avisa cuando al paciente le va a caer el cabello, porque no pasa con todos los tratamientos, a partir de unas tres semanas después de comenzar el tratamiento.

Impacto psicológico

Uno de los aspectos más importantes donde hay más sufrimiento, es el impacto que los síntomas, sobre todo de la quimioterapia, producen en la mente de las personas.

Es importante saber que la propia quimioterapia produce muchísima irritación, tanto en el sistema nervioso central como en el periférico.

Por lo tanto, es muy probable, sobre todo cuatro o cinco días, incluso una semana después del tratamiento, que pueda haber mucha más irritación, sensación de inestabilidad y labilidad emocional, y por lo tanto todo ésto significa una sensación de más enfermedad.

Una de las cosas que realmente sufre más el enfermo, es la sensación de estar más enfermo con el tratamiento.

De una forma sutil y posiblemente inconsciente, el paciente sabe que se está haciendo un tratamiento para curar, en principio, pero la sensación es desagradable.

¿Qué pasa?

Suele haber una reacción sin querer un poco negativa ante ese tratamiento curativo. Ésto requiere un tratamiento de adaptación mental importante, con el cual se pueden hacer muchas cosas, una de ellas trabajar mucho la relajación.

La relajación, la respiración y la visualización, son tres técnicas que ayudan profundamente sobre todo, a ir adaptándose y a ir a las quimioterapias con mucha más calma y con una sensación, además, de que el propio paciente está haciendo algo él mismo, que está llevando un cierto control de su situación. Cuando se suele perder un poco la autonomía, la dificultad de pedir ayuda, la dificultad de asimilar que por un tiempo, quizás unos meses, un año o más, hay pérdida de ciertas áreas en las que uno se manejaba muy bien.

Por ejemplo hay mucha fatiga. La fatiga genera pérdida en los roles que uno normalmente está acostumbrado a tener, por ejemplo, la vida laboral, la vida familiar, el simple hecho de ayudar en casa, el poder estar más con los hijos.

Y desde una visión del punto de inflexión de la persona, donde pueda ir a una evolución madurativa interna muy profunda. Sobre todo a nivel emocional.

Fuente: Universidad de los pacientes

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

1 comment

  1. Pingback: Los efectos secundarios de la quimioterapia | Quiero Salud

Type to Search

See all results

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies