Misión; Aumentar tu autoestima

Muchas veces no somos conscientes de todo lo bueno que tenemos y ganan la batalla nuestros complejos, inseguridades

Nuestros sentimientos de culpa y los pensamientos negativos hacia todo lo que hacemos o dejamos de hacer…De vez en cuando, párate un momento y hazte la siguiente pregunta: ¿Cómo anda mi autoestima? Sí, esa parte de tu personalidad con la que afloran tus sentimientos hacia ti mismo, para muchos una auténtica desconocida… Esa parte tan importante de ti, requiere el mismo cuidado que todo tu ser…

Si, al hacerte la anterior pregunta, percibes que tu autoestima está sumida en la más profunda de las amarguras: vamos a desperezarnos y a ponernos manos a la obra, tenemos una misión que cumplir: rescatar nuestra autoestima!!

autoestimaAutomotivación y acción esta es la clave!!

1-    No te compares con los demás:

Eres un ser único en la inmensidad del universo, tienes tus propias cualidades y son maravillosas.

Si nos comparamos, vamos a salir perdiendo seguro, ya que cada persona tiene sus virtudes, sus cosas buenas y bonitas y sus áreas de mejora. No te dejes engañar por las apariencias y, con respecto a la belleza exterior, puede que el reflejo que veas cada día en el espejo esté distorsionado por la idea de belleza construida por la sociedad. Ten muy presente que la belleza es subjetiva: lo que para unos es bonito, puede que para otros no lo sea… Valora todo lo que tienes, acepta, cuida y respeta lo que eres. Trata de alcanzar la mejor versión de ti mismo si así lo deseas y amate siempre…

Eres un ser afortunado por tener a tus seres queridos, amistades, salud y un montón de facultades… Es muy probable que muchos envidien lo que tú no valoras…

2-    Recuerda tus éxitos y buenos atributos:

No te castigues constantemente recordando lo mal que te portaste con tal o cual persona, aprende de tus errores. Tampoco rememores lo poco agraciado/a que eras de pequeño/a, da igual si eras feo/a, si estabas más o menos gordito/a, si llevabas gafotas, aparato,… Por el contrario, trae a tu mente todas las cosas buenas que has conseguido en tu vida, todas las buenas acciones que has realizado con otras personas, momentos en los que has brindado tu ayuda a los demás,… Claro que hemos cometido errores en la vida! No somos máquinas! Tampoco perfectos/as!

3-    Date el valor que mereces:

Esto está íntimamente relacionado con la manera en que te percibes. Ponte delante de un espejo, observa lo que ves y enumera cada una de las cualidades que percibes. Si esta tarea es muy complicada para ti, pídele a una persona de confianza que te diga las cosas buenas que tienes tanto a nivel interior, como exterior.

Otra opción es que anotes tus propios defectos y después los analices para saber si, realmente, se trata de un defecto, es un error o tan solo es algo que podemos cambiar o mejorar fácilmente.

¿Sabías que muchas veces lo que nosotros mismos vemos como algo negativo, es percibido como una virtud por las personas que nos rodean?

En todo caso, tú eres quien tiene la última palabra: sólo tú puedes saber si un aspecto de tu personalidad te hace feliz o no!

Importante en este punto es ser objetivo y justo. No caigas en la justificación extrema, ni en la crítica más despiadada… No hay nada más triste que caer en el autoengaño…

autoestima24-    Busca la raíz de tu falta de autoestima:

Puede que tu niñez haya sido más compleja, igual nadie te prestaba atención porque estaban ocupados elogiando las virtudes de otros, igual ese apodo por el que te conocían en las escuela te ha hecho más daño del que imaginaban, igual eras demasiado alto/a, demasiado bajo/a, demasiado gordo/a o demasiado flaco/a en relación con los demás niños/as de tu edad…

Es necesario encontrar el fondo de nuestros sentimientos negativos. Prácticamente todos tenemos algo personal que no nos gusta, pero eso no significa que debas enfocarte exclusivamente en ello, pues eso sólo te hará sentir mal. Procura analizar cómo esos pensamientos negativos se relacionan con tus emociones actuales. Este ejercicio, realizado en su justa medida, te ayudará a elevar tu autoestima.

5-    No te ancles en el pasado:

Si tienes algo que te avergüenza de tu pasado, déjalo ir… En la vida todos cometemos errores… No tortures a tu autoestima, no insistas metiendo el dedo en la llaga, no harás más que subestimarte a ti mismo/a…

La autoestima es importante porque es el primer paso para creer en uno mismo.

Si no crees en ti, será difícil que los demás lo hagan.

Si tú mismo no puedes encontrar tu grandeza ¿cómo lo van a hacer otros?

La autoestima tiene grandes efectos en tus pensamientos, emociones, valores y metas.

Te ayuda a superar las dificultades personales, apoya tu creatividad, determina tu autonomía personal, te ampara a la hora de poder tomar tus propias decisiones.

La autoestima te posibilita tener relaciones sociales saludables.

Es el motor que nos impulsa a valorarnos tal y como somos.

Es la chispa, la magia que nos ayuda a conseguir los objetivos que nos proponemos en la vida…

Nunca olvides cuidarte, quererte y respetarte…

Fuente: Helena Gorostidi Zambrana

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Type to Search

See all results

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies