Problemas de visión de nuestros hijos

A menudo resulta complicado para los padres detectar los problemas de visión de sus hijos

Hay signos que en ocasiones pasan desapercibidos, pero a los que se deben prestar atención:

Por ejemplo, el niño hace guiños o hace gestos raros con los ojos. Éste es un problema que puede alertar a los padres.

vision infantilQue se acercan excesivamente a leer o que entornan los ojos para ver de lejos o que los niños se frotan los ojos. Detrás de este comportamiento que puede ir acompañado de dolores de cabeza en la frente, sobre todo después del colegio, podría indicar que hay problemas de visión como miopía, hipermetropía o astigmatismo.

Defectos de refracción comunes en niños, con padres que ya sufren estas patologías.

Así como la hipermetropía podemos detectarla muy precozmente, la miopía normalmente se desarrolla más tarde, se desarrolla en torno a los seis años o los ocho años, y en algunos niños más precozmente.

Aunque hay varios tipos de miopía, la miopía más frecuente es la miopía escolar. Se detecta a esa edad y es importante que hagamos revisiones porque podemos detectar muy precozmente si esos defectos de refracción están provocando un ojo vago.

Así como la hipermetropía aparece ya desde los primeros meses, o se nace ya con ella y es un efecto de refracción que tiende a disminuir con la edad, dependiendo de qué grado de hipermetropía. Por el contrario, la miopía normalmente es adquirida, es progresiva, en el sentido en el que la causa más frecuente de la miopía es que el ojo sea un poco más largo de lo habitual, por lo tanto aparece en niños en los que ya el ojo está creciendo un poco más, está siendo un poco más largo de lo que sería para esa edad.

vision infantil2Los pediatras comprueban la visión de cada ojo por separado, con el objetivo de detectar los problemas de visión, aunque con frecuencia son los profesores en las aulas, los que observan los primeros signos.

Detectan que un niño puede no ver bien o no hacer bien las tareas, porque se confunde de línea o lo que sea, sus compañeros avanzan bien, avanzan más rápido que este niño y uno de los problemas que hay que descartar, es que tenga un problema de visión.

Ésto muchos profesores lo saben, lo conocen y nos remiten a los pacientes o lo remiten al pediatra.

Diagnosticar estos problemas a tiempo, puede evitar malos resultados escolares.

Fuente: Doctor Jesús Barrio, Departamento de Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Type to Search

See all results

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies