Tengo miedo a conducir…

Voy en el coche y cada vez me veo más pequeña en la carretera, los coches de alrededor se van haciendo más grandes y mi carril se va estrechando más y más… Una sensación de miedo, ansiedad y estrés recorre mi cuerpo… Soy incapaz de conducir… ¿Por qué todo el mundo puede y yo no? ¿Qué me ocurre?

Si te sufres algo parecido a esto, probablemente padezcas Amaxofobia

La Amaxofobia es un miedo irracional y desmedido a conducir. Un temor constante a enfrentarse a la carretera y muchas veces no tiene una causa justificada.

Amaxofobia¿Qué siente un amaxofóbico?

Pueden sufrir ataques de pánico antes y durante la conducción, temblores, subidas de tensión e incluso pueden llegar a perder la consciencia.

Es un pánico completo y paralizante. Creen que por el miedo que sienten cuando conducen pueden llegar a causar un accidente de tráfico. Su autopercepcción es negativa ya que se consideran un peligro para los demás.

También suelen tener pensamientos negativos y se imaginan todo tipo de catástrofes en la carretera.

Cuando esta fobia se desarrolla tras una accidente, lo que ocurre es que rememoran constantemente aquel suceso y les llega a dar miedo conducir e incluso ir en coche…

Y, como cualquier fobia, les provoca la necesidad de huir de la situación temida.

Perfil de las personas que padecen Amaxofobia.

Podemos dividir a los amaxofobicos en:

1-    Noveles que llevan mucho tiempo sin conducir.

2-    Persona que con el paso del tiempo han desarrollado ansiedad en la conducción.

3-    Conductores que han sufrido una experiencia traumática.

-. Así mismo, las mujeres de entre 30 y 40 años son el perfil más habitual y el porcentaje de estas dobla al de los hombres. Esto es así por la presión que ejercen padres, hermanos y maridos. Recientes estudios demuestran que los familiares más directos tienden a debilitar la autoestima de las mujeres conductoras. Padres o maridos muy dominantes provocan la aparición de un alto nivel de estrés y ansiedad que lleva a la mujer a dejar de conducir.

Por otra parte, los motivos que provocan el miedo paralizante a conducir en hombres y mujeres son diferentes. En ellas supone un riesgo la conducción de los demás y ellos muestran más preocupación por su propia forma de conducir.

-. La Amaxofobia no está reñida con la profesión, los taxistas, trasportistas,… también la sufren.

Un amaxofóbico puede ser buen o mal conductor.

 

Síntomas y causas en la Amaxofobia.

El estrés y la ansiedad son los primeros síntomas. Estos pueden ser muchos y variados, pero las sensaciones negativas antes o durante la conducción son el origen de este problema.

Taquicardias, sensación de falta de aliento, sacudidas, temblores sudoración excesiva, mareos, pérdida de control, obsesiones porque puedan llegar a atropellar a alguien, pensamientos negativos catastróficos,…

Las experiencias negativas y la falta de preparación se ven como causa en esta fobia.

Entonces, ¿Cómo puedo vencer este miedo?

No existe una fórmula mágica, no hay una pastilla para vencer el miedo… Como ocurre con otras fobias, esta sólo se vence enfrentándose a ella, así que: a conducir!!

Si padeces alguno de estos síntomas, acude a un profesional adecuado y por medio de la exposición sistemática al origen de la fobia irás superando etapas y lograrás vencer tu miedo.

Primero será necesario identificar si realmente sufres Amaxofobia y cuál es el  grado en el que te encuentras.

Después poco a poco te subirás al coche acompañado por tu psicólogo. Te irás enfrentado a todos esos miedos de una manera progresiva y también deberás realizar las tareas que te propongan. Se analizarán tus emociones y pensamientos al respecto y así, pasito a pasito conseguirás vencer tu miedo…

photoHelena Gorostidi Zambrana. Psicóloga Colegiada Nº-01236.

C/ Monasterio de Iharte, 2. Pamplona.

Móvil: +34 687 649 318.

Te invito a visitar mi Blog: Dpsicologia.com

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja un comentario

*

Type to Search

See all results