Enfermedades y su tratamiento

Tipos de enfermedades y patologías más comunes y su tratamiento✅ .

¿Cómo se manifiesta el trastorno obsesivo compulsivo?

El trastorno obsesivo compulsivo, consiste en la presencia de obsesiones y compulsiones.

Las obsesiones son pensamientos, imágenes o impulsos, repetitivos, indeseados, que el paciente percibe conscientemente y que intenta rechazar, ya que generan un malestar interior, intenso y desagradable.

Las compulsiones siguen generalmente a las obsesiones, con idea de disminuir el malestar interior.

Existen distintos tipos de obsesiones:

  • Miedo a contaminarse
  • Miedo a infectarse
  • Necesidad de comprobar
  • Necesidad de decir
  • Obsesiones de escrúpulos
  • Obsesiones de sexo
  • Obsesiones de religiosidad

También existen compulsiones:

  • Necesidad de tocar o no tocar
  • Necesidad de repetir ciertos actos

A veces las compulsiones constituyen lo que se llaman rituales, que es la necesidad de hacer de manera ordenada, una cosa detrás de otra con gran dificultad en romper ese ritual, debido al malestar que eso genera en el paciente.

Este trastorno es frecuente, hasta el ochenta por ciento de los pacientes diagnosticados en la vida adulta, han presentado estos síntomas durante la infancia y en la adolescencia. Sin embargo es más difícil detectarlos a estas edades.

En el caso del trastorno obsesivo compulsivo leve, está indicado el tratamiento cognitivo conductual, que tiene una parte de psicoeducación, para el paciente y para la familia, para entender en qué consiste este trastorno; y luego una elaboración de síntomas, obsesivos y compulsivos, que se irán trabajando a lo largo de la terapia con el paciente, dirigidos a disminuir y controlar los errores cognitivos de tipo obsesivo.

Cuando el trastorno adquiere un matiz de moderado a grave, necesita de la intervención farmacológica con inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, en el caso que el trastorno sea grave, a veces es necesario el uso de neurolépticos o de otros fármacos, para bloquear la ansiedad asociada a este trastorno.

Artículos relacionados  Terapia familiar: el matrimonio

Puede ser que este trastorno vaya comórbido con otros trastornos, por ejemplo depresión, trastorno de la esquizofrenia y trastorno por déficit de atención hiperactividad, que requerirán de tratamientos propios.

Fuente: Doctora Pilar de Castro, Especialista del Departamento de Psiquitría de la Clínica Universidad de Navarra