Enfermedades y su tratamiento

Tipos de enfermedades y patologías más comunes y su tratamiento✅ .

Linfoma de Hodgkin – Qué es y como nos afecta

Se trata de un subtipo de linfoma (enfermedad onco-hematológica), por el cual las células que se malignizan son células que están en la sangre, como en las leucemias.

El linfoma de Hodgkin, conocido popularmente como enfermedad de Hodgkin, se presenta habitualmente en el sistema linfático (sistema inmunitario) que transporta los glóbulos blancos, cuya responsabilidad es defendernos de enfermedades.

Dentro de este sistema linfático, se encuentra el tejido linfático, ubicado en todas las partes del cuerpo humano (cuello, tórax, axilas…). Esta es la razón por la que el linfoma de Hodgkin puede aparecer por muchas partes del cuerpo, al igual que extenderme por cualquier órgano vital.

Algo positivo de este tipo de cáncer es su tratabilidad, que suele ser alta. Son los adultos jóvenes los más afectados en edades comprendidas entre los 16 y los 34 años. También los mayores de 55 años pueden sufrir la enfermedad, aunque esta tiene una tasa alta de superación, incluso en pacientes con la enfermedad avanzada.

Tipos de linfoma de Hodgkin

Todos los tipos de linfoma de Hodgkin pueden aumentar y propagarse en situaciones distintas, y poder tratarse, por tanto, de manera diferente.

  • Linfoma de Hodgkin clásico : Este linfoma (cHL) representa más del 90% de casos en los países del primer mundo. En el cHL, las células cancerosas se designan células Reed-Sternberg, mayoritariamente, estas células son un tipo anormal de linfocitos B. Los ganglios linfáticos, aumentados en las personas con cHL, normalmente cuentan con un pequeño número de células Reed-Sternberg con muchas células inmunitarias normales circundantes. Estas otras células inmunitarias causan la mayor parte de la hinchazón en los ganglios linfáticos.
Artículos relacionados  Cáncer de mama: factores de riesgo y diagnóstico precoz

De esta manera podemos subdividir el linfoma de Hodgkin clásico en cuatro subtipos:

  • Linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular: La más común en los países desarrollados. Suele nacer en los ganglios linfáticos del cuello o el tórax.
  • Linfoma de Hodgkin con celularidad mixta: Principalmente en personas con infección por el VIH.
  • Linfoma de Hodgkin con predominio linfocitario: No es muy común.
  • Linfoma de Hodgkin con depleción linfocitaria: Tampoco es muy común, pero es más agresivo que los otros tipos de linfoma. Normalmente afecta a los ganglios linfáticos del abdomen, el bazo, el hígado y la médula ósea.
  • Linfoma de Hodgkin clásico rico en linfocitos: Es un subtipo descubierto recientemente, ya que normalmente se confundía con el linfoma de predominio linfocítico.
  • Linfoma de Hodgkin con predominio linfocitario nodular (NLPHL) se da tan solo en torno al 5% de los casos. Las células cancerosas en el NLPHL son grandes, llamadas células “popcorn” (ya que parecen como palomitas de maíz). Estas son variantes de las células Reed-Sternberg. También es posible que a estas células le llamen células linfocíticas e histiocíticas (L & H).

Normalmente, el NLPHL nace en los ganglios linfáticos en el cuello y debajo del brazo. Es más común en los hombres que en las mujeres. Este tipo de linfoma de Hodgkin habitualmente crece más rápido y el tratamiento es distinto al que se emplea para los tipos clásicos.

Agrupa el 10% de los linfomas a nivel mundial.

Síntomas

Podemos hablar de síntomas habituales en el linfoma de Hodgkin. Entre ellos destacamos la fiebre o los escalofríos, sudores nocturnos, adenopatías (se hinchan los ganglios linfáticos), pérdida de peso, falta de energía y picores.

Artículos relacionados  Prevención de cáncer de útero con la vacuna del papiloma humano

La presencia de uno o dos síntomas no quiere decir que tenga un linfoma de Hodgkin, pero pueden significar otros problemas de salud que solo el médico puede identificar.

La AECC informa que lo normal es que no aparezca ninguna sintomatología, o lo que aparecen son alteraciones inespecíficas que entonces, pueden ser motivadas por otros problemas de salud. Ahora bien, también suele tener lugar un bulto, fiebre, sudoración abundante, cansancio, picor en la piel, etc. pero estos también pueden significar muchas otras cosas.

Tratamiento del linfoma de Hodgkin

El tratamiento de este tipo de cáncer depende del momento y del estadio en el que se encuentre, pero normalmente se trata de quimioterapia, radioterapia, trasplante de médula ósea y células madre, o una combinación de todas ellas.

En todo caso, cuando tenemos alguno de estos problemas debemos acudir al médico para descartar posibles problemas, sea esta enfermedad o bien algo pasajero.

¿Qué factores de riesgo hay?

No todas las personas reaccionan igual, pero algunos factores para desarrollar linfoma de Hodgkin son:

  • La edad : puede aparecer sobre los 15 y 35 años y en pacientes con edades superiores a 55 años.
  • El sexo, ya que suele ser más frecuente en hombres, aunque en menor grado, también afecta a mujeres.
  • No parece existir una relación de predisposición familiar, salvo en algunos pocos casos.

Según la AECC, en algunas personas se desarrolla, pero en la mayoría queda “dormido” en nuestros ganglios sin dar problemas, salvo que se altere mucho la inmunidad con motivo de tratamientos intensos.