Enfermedades y su tratamiento

Tipos de enfermedades y patologías más comunes y su tratamiento✅ .

Piel de mariposa

La Piel de Mariposa, técnicamente conocida como Epidermólisis bullosa o EB, es una enfermedad que engloba un grupo de desórdenes determinados genéticamente y que se caracterizan por la excesiva fragilidad de la piel y las mucosas ante traumas mecánicos mínimos. Es poco frecuente (estimación a nivel mundial: 10 personas por cada millón de habitantes), y hasta la fecha, no tiene un tratamiento eficaz.

La epidermólisis ampollosa (EA) es una enfermedad La enfermedad aparece en el momento del nacimiento o en los primeros años y dura toda la vida. El pronóstico es variable, pero suele ser grave. La edad de supervivencia son los 50 años y la enfermedad comporta complicaciones infecciosas, nutricionales o neoplásicas.

A pesar de que no se considera una patología demasiado frecuente, está presente en todo el mundo y afecta por igual a hombres y mujeres.

La característica más visible es la extrema fragilidad de aquellas personas que la padecen. La piel es tan frágil como las alas de una mariposa.

Se caracteriza por la formación de heridas y ampollas al mínimo roce, ya que las personas afectadas carecen de las distintas proteínas que hacen que la piel se pegue correctamente al cuerpo.

Por eso, las personas con Piel de Mariposa se ven obligadas a vendar su cuerpo diariamente para proteger su piel de las heridas.

Como consecuencia de ello, acciones de la vida cotidiana como andar o comer pueden resultarles extremadamente dolorosas.

En un simposio de expertos en la materia, abordaron un tratamiento revolucionario: el desarrollo de una crema que, en principio, puede ayudar a calmar los síntomas. La fórmula desarrollada por la empresa Krystal Biotech en asociación con la Universidad de Stanford, ya demostró su efecto reparador de la piel en dos pacientes.

Artículos relacionados  Quimeras humanas, qué son

Esta crema se trata de un nuevo tratamiento por medio del cual un virus modificado genéticamente, se utiliza para transportar el gen que los niños no tienen o está dañado, y puede también ser una ayuda para muchas otras afecciones a la piel.

Algunos síntomas

  • Piel frágil que se ampolla con facilidad, especialmente, en manos y pies
  • Uñas gruesas o que no se forman
  • Ampollas en el interior de la boca y la garganta
  • Engrosamiento de la piel en las palmas de las manos y en las plantas de los pies
  • Ampollas en el cuero cabelludo, formación de cicatrices y caída del cabello (alopecia cicatricial)
  • Piel muy delgada (cicatrización atrófica)
  • Pequeñas protuberancias blancas en la piel o granos (milia o acné miliar)
  • Problemas dentales como caries a causa de esmalte dental mal formado
  • Dificultad para tragar (disfagia)
  • Picazón y dolor en la piel