Enfermedades y su tratamiento

Tipos de enfermedades y patologías más comunes y su tratamiento✅ .

¿ Qué es la apnea del sueño ?

Es un trastorno del sueño importante que es frecuente hoy en día. La respiración se detiene y reanuda repetidamente mientras duerme. Esto sucede porque las vías respiratorias se han estrechado o bloqueado parcialmente.  Cuando usted duerme, todos los músculos del cuerpo se relajan más. Esto incluye los músculos que ayudan a mantener la garganta abierta para que el aire pueda fluir hacia los pulmones. Cuando los músculos en la parte superior de la garganta se relajan durante el sueño, los tejidos se cierran y bloquean la vía respiratoria. Esta detención de la respiración se denomina apnea.

El síntoma diurno más habitual es la hipersomnia y pueden asociarse disminución de memoria y rendimiento, irritabilidad, cefaleas matutinas e impotencia. En casos graves, la persona afectada por el SAOS puede llegar a dormirse en medio de una conversación, de una reunión o incluso conduciendo. A veces puede incluso padecer insomnio.

Durante el sueño, los pacientes tienen ronquidos intermitentes, pausas en la respiración de hasta 2 o 3 minutos con ruidos inspiratorios intensos al finalizar la apnea, y un sueño nocturno poco reparador, causa de la somnolencia excesiva durante el día.

Es más habitual en varones y los síntomas se inician entre los cuarenta y los sesenta años, precedidos en muchos casos por un aumento de peso.

La mayoría de los pacientes parecen ignorar que tienen un problema, y son los familiares quienes plantean la visita al médico.

El examen del cuello, observando su circunferencia externa y el área faríngea (especialmente el paladar y la úvula) demuestra, en muchos casos, una vía aérea muy limitada. Un IMC superior a 30 y una circunferencia de cuello por encima de 44 cm, son datos a favor de esta patología.

Artículos relacionados  ¿En qué consiste la insuficiencia respiratoria?

La faringe puede estar obstruida en su parte superior por unas adenoides grandes, el agrandamiento del paladar blando, la úvula o las amígdalas; o en su parte inferior por una lengua de gran tamaño o situada muy atrás, una mandíbula corta o un cuello corto o ancho que estrecha las vías respiratorias. La obstrucción también puede localizarse en la nariz debido a una desviación del tabique nasal o a la inflamación de las fosas nasales por alergia.

Finalmente, en los casos graves se puede observar cianosis, signos de hipertensión pulmonar y de insuficiencia cardíaca, por lo que el SAOS se relaciona con un aumento de la morbilidad y la mortalidad de las enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, arritmias cardíacas, isquemia miocárdica, accidentes cerebrovasculares y disfunciones neuropsicológicas.

Polisomnografía nocturna

Esta técnica permite analizar varios parámetros como los estadios del sueño, la respiración, los movimientos de las piernas y el ritmo y la frecuencia cardíacos, con el fin de determinar el número de apneas e hipoapneas que se producen a lo largo de la noche. El número de apneas-hipoapneas por hora, marca el nivel de gravedad del SAOS. Un índice entre 5 y 20 equivale a un síndrome leve; entre 20 y 50 a un síndrome moderado; y por encima de 50 a un síndrome severo o grave.

Medidas generales

La pérdida de peso y la reeducación de la posición corporal (un consejo habitual es colocar una pelota como las de tenis, dentro de un calcetín y coser éste al pijama entre los hombros. De esta manera, cuando la persona se vuelve para tumbarse boca arriba, se encuentra incómoda y regresa a la posición lateral), entre otras, ayudan a mejorar esta patología.

Artículos relacionados  Fibrosis pulmonar, últimos tratamientos disponibles