Enfermedades y su tratamiento

Tipos de enfermedades y patologías más comunes y su tratamiento✅ .

¿Qué es una arritmia?

Nuestro corazón bombea casi 5 litros de sangre a través el organismo por minuto. Incluso en reposo, el corazón late (se dilata y contrae) entre 60 y 80 veces por minuto. Estos latidos son provocados por impulsos eléctricos que se originan en el marcapasos natural del corazón, el nódulo sinusal o sinoauricular (nódulo SA). El nódulo SA es un grupo de células ubicadas en la parte superior de la cavidad superior derecha del corazón (la aurícula derecha).

Toda irregularidad que se produce en el ritmo natural del corazón se denomina «arritmia». El corazón puede latir demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o de manera irregular.

En algún momento de nuestras vidas, cualquiera puede sentir latidos irregulares o palpitaciones leves e infrecuentes, y estas son inofensivas.

Categorías de arritmias

Las arritmias ventriculares se producen en las dos cavidades inferiores del corazón, denominadas «ventrículos».

Las arritmias supraventriculares se producen en las estructuras que se encuentran encima de los ventrículos, principalmente las aurículas, que son las dos cavidades superiores del corazón.

Las arritmias también se definen según la velocidad de los latidos.

  • La bradicardia es un pulso muy lento, es decir, una frecuencia cardíaca inferior a los 60 latidos por minuto. Sensación de cansancio, falta de aliento, mareo o debilidad.
  • La taquicardia es un pulso muy rápido, es decir, una frecuencia cardíaca superior a los 100 latidos por minuto. Un pulso fuerte en el cuello o latidos irregulares acelerados en el pecho. Malestar en el pecho, debilidad, falta de aliento, sudoración y mareo.
  • El tipo más grave de arritmia es la fibrilación, que es cuando se producen latidos rápidos y no coordinados, que son contracciones de fibras musculares cardíacas individuales.

Diferentes mensajes nerviosos le dan la señal al corazón para palpitar más lento o más rápido. Si estas señales no son normales, se producen problemas con el sistema de conducción eléctrica del corazón.

  • Estas señales eléctricas pueden bloquearse o demorarse.
  • Se mueven en rutas nuevas o diferentes a través del corazón.

En algunas personas, las arritmias son un defecto congénito, es decir que nacen con este problema. Algunas enfermedades, entre ellas ciertos tipos de enfermedades cardíacas, la presión arterial alta y la hemocromatosis (acumulación de hierro en el organismo), pueden contribuir a las arritmias. Además, el estrés, la cafeína, el tabaco, el alcohol y algunos medicamentos de venta libre para la tos y los catarros pueden afectar al ritmo natural de los latidos del corazón.

Artículos relacionados  Los edemas

Algunas causas naturales comunes de latidos cardíacos anormales son:

  • Niveles anormales de potasio u otras sustancias en el cuerpo
  • Ataque al corazón o daño al miocardio por un ataque al corazón pasado
  • Enfermedad cardíaca que está presente al nacer (congénita)
  • Insuficiencia cardíaca o un agrandamiento del corazón
  • Hipertiroidismo

Síntomas

Puede estar presente de continuo o puede ser intermitente. Usted puede o no sentir síntomas cuando la arritmia está presente. O puede solo notarlos cuando usted está más activo.

Los síntomas pueden ser muy leves o pueden ser graves o incluso potencialmente mortales.

Los síntomas más comunes que pueden aparecer cuando se produce una arritmia son:

  • Dolor torácico
  • Desmayos
  • Mareo, vértigo
  • Palidez
  • Palpitaciones (siente que su corazón late rápido o irregularmente)
  • Dificultad para respirar
  • Sudoración

Seguimiento y diagnóstico

Si acude a su médico con estos síntomas, la primera prueba que le realizará será un electrocardiograma (ECG).

Los dispositivos de monitoreo cardíaco que se utilizan más frecuentemente para este diagnóstico son:

  • Monitoreo Holter : Ofrece una lectura continua de la frecuencia y el ritmo cardíaco durante un período de 24 horas (o más).
  • Monitor de eventos o un registrador implantable : Lo utilizará durante 2 semanas o más. En él se grabará su ritmo cardíaco cuando detecte un ritmo anormal.

Opciones de monitoreo a largo plazo

A veces se pide un ecocardiograma para examinar el tamaño o estructura de su corazón.

En muy determinados casos, una angiografía coronaria puede realizarse para ver cómo fluye la sangre en las arterias de su corazón.

Un examen especial, llamado estudio electrofisiológico (EEF), en ocasiones se hace algunas veces para observar detenidamente el sistema eléctrico del corazón.

Tratamiento

Cuando una arritmia es seria, puede requerir un tratamiento urgente para restablecer el ritmo normal.

Algunos medicamentos recetados para las arritmias pueden tener efectos secundarios. Siempre tome la dosis indicada por su médico. NO deje de tomar el medicamento ni cambie la dosis sin consultar.

A menudo la primera medida que se toma para tratar la arritmia es la administración de medicamentos antiarrítmicos, tales como los digitálicos, los betabloqueantes y los bloqueantes cálcicos. Otros tratamientos incluyen las intervenciones transcatéter, los dispositivos implantables y la cirugía (en casos extremos).

Artículos relacionados  Trombosis en la vena cava inferior y su tratamiento con Braquiterapia

La taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular pueden tratarse mediante la implantación de un desfibrilador cardioversor, un dispositivo que administra impulsos eléctricos o, de ser necesario, una descarga, para restablecer el ritmo normal del corazón.

En algunos casos de frecuencia cardíaca baja, se utiliza un marcapasos  electrónico. Las pilas del marcapasos suministran la energía eléctrica que actúa como el marcapasos natural del corazón.

La ablación por radiofrecuencia es un procedimiento en el que se utiliza un catéter y un dispositivo que permite obtener un mapa de las vías de conducción eléctrica del corazón. Utilizando ondas electromagnéticas de alta frecuencia, los médicos pueden destruir (ablacionar) las vías de conducción responsables de la arritmia.

En algunos casos, estos tratamientos pueden no ser eficaces o apropiados y podría ser necesario realizar una intervención quirúrgica para destruir la zona donde se originan los latidos irregulares.

La ablación quirúrgica es como la ablación por radiofrecuencia. Utilizando técnicas de cartografía por ordenador, los cirujanos pueden descubrir las células donde se originan los latidos irregulares. Con una técnica denominada crioablación, pueden eliminar el tejido con una sonda fría y destruir las células defectuosas.

La cirugía de Cox (técnica de laberinto) podría estar indicada en casos de fibrilación auricular que no responden a medicamentos, descargas eléctricas (tratamiento con cardioversión) o la ablación de las venas pulmonares (un procedimiento similar a la ablación por radiofrecuencia). Los cirujanos realizan varias incisiones en la aurícula para bloquear los impulsos eléctricos anormales que causan la fibrilación auricular.

La resección ventricular permite que el cirujano extirpe la zona del músculo cardíaco donde se origina la arritmia.

En algunos casos, no se necesita tratamiento alguno y la mayoría de las personas que sufren de arritmia llevan una vida normal y activa.

A menudo, ciertos cambios en el estilo de vida, como por ejemplo evitar la cafeína (en cosas tales como el café, el té, las bebidas gaseosas, el chocolate y algunos analgésicos de venta libre) o el alcohol, son suficientes para eliminar la arritmia.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin