Enfermedades y su tratamiento

Tipos de enfermedades y patologías más comunes y su tratamiento✅ .

Quimeras humanas, qué son

En la mitología griega, una quimera era una criatura que escupía fuego con rasgos físicos de león, cabra y dragón.

En los seres humanos, una quimera es una persona que tiene dos conjuntos de ADN totalmente diferentes dentro de su cuerpo. Es mucho menos dramático que un monstruo que escupe fuego, claro, pero aun así sigue siendo bastante salvaje.

¿A qué llamamos quimera humana? Es un desorden bastante extraño, por el cual una persona tiene dos ADN diferentes dentro de su cuerpo: un ADN se encuentra normalmente en fluidos como la sangre o saliva, mientras que el segundo ADN se halla en los tejidos internos como los órganos.

Aún más salvaje: las quimeras humanas no son el resultado de retoques genéticos futuristas. Pueden ocurrir de forma natural y algunas personas ni siquiera saben que se han duplicado en el ADN.

No es algo que pueda ocurrir solamente durante el embarazo.

Una persona puede convertirse en una quimera humana tras un trasplante de médula ósea. La médula ósea es el tejido dentro de nuestros huesos que es responsable de producir glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas. En estas cirugías, el médico usa quimioterapia o radiación para destruir toda la médula ósea enferma del receptor, y la sustituye por la sana del donante. La médula ósea del donante seguirá produciendo células sanguíneas que tienen el ADN del donante, según un informe de Scientific American. Así es como el destinatario se convierte en quimera.

Puede suceder cuando los gemelos fraternos están en el útero, uno de los embriones podría morir muy temprano en el embarazo. Entonces, el otro embrión podría absorber algunas células del fallecido. El bebé resultante termina con dos conjuntos de ADN.

Artículos relacionados  Piel de mariposa

A una mujer llamada Karen Keegan, las pruebas indicaban que no era la madre biológica de sus hijos. Pero resultó que el ADN de su sangre era diferente al ADN de sus ovarios. Los médicos dijeron que su ADN extra probablemente provenía de un gemelo fraterno.

Es posible que muchas personas sean quimeras, y que nunca lo descubran.

En la década de 1990, los científicos descubrieron que una mujer embarazada podía retener algo de ADN de su bebé si algunas células fetales migran fuera del útero. Este hecho es más conocido científicamente como “microquimerismo”.